EQUINOCCIO

Etiquetas

, , , ,

Hu-Jundi (胡钧涤). The Waiting

Hu-Jundi (胡钧涤). “The Waiting”.

Pudiera ser que el tiempo se haya detenido
y todo lo que quede sea un frío invierno.
Pero los soles implacables de este abismo
seguirán triturando el sable torturante
de sus fuegos.
Y aquello que fue concebido a gritos
de mordaza cuando la noche aulló sin remedio,
volverá arrastrando sus grillos
tras la ardorosa convulsión de un canto
ahíto de sueños.
Las dagas inclementes de un devastador hastío
se harán silencio de escarcha bajo un cielo
que abrasa memorias, momentos perdidos,
que incinera todo lo que niega su presa
a lo sempiterno.
Y escaldaremos las frases escritas en muros
como un aciago rescoldo, como si fuéramos
los domadores de la tormenta que nunca pudo
abatir nuestras naves en un mar indescifrable
de inamovibles témpanos.
Aquí, entre el ocaso y la aurora, estaba
la vida que quisimos abrazar. Aquí, diremos,
señalando los lugares salpicados de rabia,
estaban las miradas de unos rostros
nacientes y señeros.
No bastarán las manos para esparcir
las cenizas de tantas alas que se abrieron
al torbellino de las sirenas con su ciego devenir,
como cometas ondeando sus promesas
condenadas a un mismo suelo.
¿Quién levantará la fría copa de la razón
para arder en la hoguera de lo efímero
cuando las esfinges del primer ardor
abran sus fauces y esparzan sus enigmas
devorando los misterios?
Y lo pronunciado sea una corroída palabra:
pudiera ser que el tiempo se haya detenido
y todo lo que quede sea un frío invierno.